Ir al contenido principal

Yo también tengo la culpa


La palabra es lo más poderoso que tiene el ser humano. Con las palabras se construye y se destruye; se expresa el amor y el odio; se aprueba o se desaprueba; motivamos o desmotivamos; se declara la guerra y se anuncia la paz.

Lo cierto es que el ser humano no hace buen uso de la palabra. La misma boca que desaprueba un mal gobierno es la misma que humilla con sus palabras al vecino y siembra discordia entre la familia. 

Palabras: "vamos a cambiar el país"; Las palabras del mismo personaje camino a la cárcel "Todo fue a mis espaldas"
Palabras de quien votó por él "mucho corrupto" y palabras cuando vendió el voto "gracias por las tejas y el mercado" 

Desde el niño en la escuela hasta el alto ejecutivo, todos están llenos de miedos que adquieren gracias a una sociedad hipócrita que espera con ansias que alguien se equivoque para devorarlo en las redes sociales y en los medios de comunicación.

Hoy en día hablan de matoneo en las escuelas y los gobiernos invierten dinero en campañas masivas que buscan su reducción pero ignoran que esta generación no está mal de niños, esta generación está mal es de padres. 

Por consiguiente las campañas debieran ser para los padres de esta sociedad que son los transmisores de la basura que han consumido por décadas y que tiene en nuestros desafortunados pequeños su destino predilecto, al fin y al cabo los niños son reflejo de sus padres, aquellos que ríen en frente al televisor cuando algo malo le sucede a alguien o cuando ataca a un grupo poblacional por pensar diferente a él o ella. 

Desde el estrato más alto que tiene su tiempo ya comprado y por ende no hay tiempo que se le pueda dedicar a sus hijos, quienes crecen con el valor del dinero y sin valores morales porque "los tiempos han cambiado" ¡Que los cuide la niñera! ah pero resulta que la niñera también tiene hijos, los mismos que están condenados a ser "educados" en escuelas peligrosas y donde comparten aulas de clases con jovencitas en embarazo. 

Lo anterior porque el gobierno que supuestamente debe garantizar la educación de sus compatriotas no cumple con su palabra ─ pero si hay que cumplirle al empresario y a quien aporta dinero para las campañas, a ellos si se les garantiza la mejor educación, pero privada para que como le dice "Doña Florinda" (la que mejor vivía en la vecindad del chavo) a su hijo "Kiko" (quien vestía un uniforme de marino, diferente a los arapos del Chavo) "vamos Kiko, no te juntes con esta chusma".

¿Acaso no es responsabilidad del gobierno garantizar que todos tengan las mismas oportunidades?

Ah no pero un momento, verdad que las cosas simplemente son así. Ese es el problema, nos da miedo porque nuestros ideales ya los compraron.

Entonces no se queje cuando se le muera el familiar en la sala de emergencia por falta de seguro médico, no se queje cuando le digan que no le alcanza el dinero para la matrícula de su hijo, no se queje cuando su sueldo no alcanza, su pensión da risa y los mismos que siempre han hecho lo mismo lo hacen con la venia suya, por miedoso.

¿Cuál miedo? A pensar diferente; miedo a que le digan "¿usted es bobo o qué?", a comenzar haciendo la labor desde la casa, desde el barrio; a pagar el impuesto y exigir recibo, a enseñarle a los hijos que si la cajera del supermercado le devuelve de más, que no diga "¡Qué bendición!" sino que devuelva el dinero, a dejar la cultura del vivo y no celebrarle al niño cuando toma cerveza y tiene dos novias, lo cual genera la siguiente frase: "me salió verraco el chino" 

Esa es la verdadera revolución, levantando las armas de la educación, disparando las balas de la moral y levantando la bandera de la verdadera justicia; no la justicia que envía al pobre a la cárcel y al rico a esperar juicio en la casa para después recibir casa por cárcel, la que permite masacres y que los grandes se coman a los chicos, aquella justicia que permite el fraude de los poderosos y condena a quien roba un caldo de gallina, no la justicia de la Patria Boba ni del Frente Nacional, aquella que congrega a los poderosos en pos de ahogar las esperanzas de los débiles.

Para quienes piensan que eso ya es tema del pasado, les digo que es la misma sinvergüenzada de siempre por cuenta de la polarización de la que es objeto la golpeada pero aun hermosa Mujer vestida de amarillo, azul y rojo. Todos corren a defender unos colores y unas banderas pero le dan la espalda al vulnerable, todos tienen la culpa y no lo aceptan; al parecer está en nuestros genes.

Pero más de uno que lee (la verdad no voy a revisar el Blog y no se donde voy a parar entonces si ya se aburrió de leer lo entiendo y le pido disculpas) podrá decir "otro palabrero, suena bonito pero las cosas son como son" otro hasta buscará en Google para ver a quien represento, ah es que en Colombia todos hacen parte de un "bando" y si no es "de los míos" lo sensuro y no tomo en cuenta su opinión; lo curioso es que hay muchos que leen a aquellos que venden sus letras y acribillan el verdadero periodismo a cambio de un fajo de billetes manchados con la deshonra.

¡Porque no admitir que somos malos!, que nuestros gobiernos son el reflejo de lo que somos, que unos dicen estar en contra de la guerra pero la apoyan con su hipocresía cuando aceptan el fraude, cuando se le roba al amigo que entró en estado de ebriedad  y al otro día lo saluda como si nada; cuando se ponen de acuerdo para hacer quedar mal a alguien en el empleo y así quedarse con su puesto; cuando vemos que alguien necesita dinero y le prestamos con intereses tan altos que pasan años exprimiendo a su cliente como la sanguijuela chupa la sangre de su víctima y como si fuera poco cuando se despide le dice "que le vaya bien"

La solución es muy sencilla pero es la que menos le agrada a la gente: cambiar como individuos para que nuestro país también cambie. 
Cuando vemos las noticias de conductores ebrios que asesinan a alguien decimos "este país va cada día peor" pero cuando se va de rumba y se embriaga se siente Superman y hace lo mismo. 

Nos ponemos contentos con los compatriotas que triunfan en el exterior y sentimos orgullo que sean colombianos pero por dentro del país nos comemos entre nosotros y nos hacemos trampa. 

No más, es hora de obrar a consciencia, que sus hijos y sus nietos se lo agradezcan. No sigamos señalando a los malos cuando también tenemos culpas. Despierte, comience hoy, empiece ya!







Entradas populares de este blog

Cristianos y Política

A través del tiempo ha habido polémica en torno a la incursión de los cristianos en la política. 
No siendo este un tema fácil de abordar, decidí abordarlo ya que mis dos máximas pasiones son precisamente la religión y la política. 
No siendo pocas las críticas recibidas por defender mis derechos como creyente del Evangelio de Cristo y al mismo tiempo ser politólogo, llegan esos momentos en los que el corazón late con mayores ansias por escribir algo que tienes que escribir para recobrar la tranquilidad sin importar que haya personas que piensen que lo uno (la religión) no puede ir de la mano de lo otro (la política).
Sin embargo, tendremos que hacer varias reflexiones en medio de una sociedad con un amplio desconocimiento en cuanto a las diferentes religiones y el derecho que tiene cada una de ellas de expresar sus pensamientos sin temor a ser censurados.
Lo primero sería entender que las creencias religiosas no son impedimentos para incursionar en la política. Y lo digo porque dada la f…

Armas: Entre el Negocio y la Vida

El ser humano siempre ha usado armas, desde el surgimiento de las primeras civilizaciones en la Mesopotamia, donde las piedras y los palos afilados servían para defenderse o atacar, hasta nuestro presente, en el que tenemos armas de destrucción masiva.
Nos hemos enfrentado desde el principio, nos hemos asesinado, lacerado, disparado, bombardeado. Ha sido el método para conquistar pueblos, extender imperios, imponer sincretismo sobre otras naciones, someter o colonizar. El tiempo ha pasado, los soldados usaron espadas y arcos, siguiendo con los cañones, hasta llegar a los fusiles, ametralladoras o rifles de asalto – Aumentando el número de muertos en las guerras ya que el poder destructor de las armas se ha elevado, tanto, que basta presionar un botón para enviar un misil nuclear y acabar con ciudades enteras.
Por supuesto que las armas se convirtieron en un negocio, alguien las tenía que producir y, ya que el ser humano se autodestruye, siempre habrá conflictos, guerras, diferencias que…

Más Allá del Socialismo o la Democracia

Murió el hombre que despertó admiración en unos y repudio en otros, Murió Fidel Castro. Su fallecimiento fue de causas naturales a los 90 años y no asesinado o encarcelado como muchos de sus opositores lo hubieran querido.
Comenzó su proyecto llamado “La Revolución Cubana”, lo cual era para Castro una idea nacionalista y desmarcada del comunismo o el socialismo – Lo que dijo en el año 1959 demuestra lo antes mencionado: “Nuestra revolución es tan cubana como nuestras palmas. (…) esta campaña de ‘comunista’, campaña falsa, que ni nos preocupa ni nos asusta”
Muy a pesar de haberse acercado a los textos marxistas o leninistas, en sus primeros discursos nunca hizo mención alguna a estas ideologías de izquierda, pero si a la necesidad de una reforma agraria y la nacionalización de la isla.
Estados Unidos intentó bloquear la libertad económica de Cuba y fue entonces cuando, un arrinconado Fidel Castro, decide mirar hacia la Unión Soviética y convertir la revolución de nacionalista a comunista.…