Ir al contenido principal

Medio Oriente: Entre el Poder y la Guerra

Nuestro futuro se puede definir de acuerdo a nuestro presente. Muchas de las cosas que sucederán tendrán sus inicios en nuestras acciones de hoy. En ese sentido, muchas situaciones de nuestro presente tienen respuesta si escudriñamos en el pasado.

"Tomemos como ejemplo el Medio Oriente – Región en donde comenzaron las primeras civilizaciones, siendo la Mesopotamia epicentro de la humanidad y donde surgieron las primeras ciudades. Las matemáticas, la agricultura, la astronomía, la arquitectura y demás artes tuvieron su génesis en el territorio que hoy llamamos Medio Oriente.

Después de la revolución industrial hubo una proliferación de las máquinas y el ser humano, especialmente en occidente, inició una carrera de avance en cuanto a lo que la tecnología se refiere.
El ser humano pasó de iluminar con lámparas de aceite de ballena a usar lámparas de querosene, proveniente del petróleo; pasó de usar carbón como el combustible para los barcos a usar gasolina proveniente del petróleo, sobre todo después que Winston Churchill decretó en Inglaterra hacer el cambio en los buques de guerra.

Todo esto, sumado a la era del automóvil, vitalizada por Henry Ford y el paso para la India por el Medio Oriente, hizo que los intereses económicos de las potencias se fijaran en dicha región.
Para los habitantes del Medio Oriente, a diferencia de occidente, el petróleo no tenía mayor importancia económica, aquellos fuegos “divinos” atribuidos a Zoroastro que eran tan abundantes que brotaban de la tierra. Ese mismo material viscoso e incómodo se convertiría en la base económica del mundo ya que nuestra sociedad está construida sobre las bases del petróleo.
Precisamente eso fue lo que llevó a Inglaterra, Francia y después Estados Unidos y otras potencias a intervenir en el Medio Oriente.

Lo que vendría a continuación sería una cadena de engaños, traiciones, promesas incumplidas, invasiones, colonizaciones, complots y demás artimañas con tal de tener el control del petróleo.
Antes de la primera guerra mundial, el imperio predominante era el imperio Turco Otomano. Los turcos nos son árabes, pero si musulmanes. Los turcos dominaban la región, los dominados siempre estarán inconformes y esto fue aprovechado por Inglaterra y Francia quienes por medio de la figura “libertadora” de Lawrence de arabia, se independizaron del imperio Otomano facilitando la entrada del dominio de occidente bajo concesiones del petróleo a muy bajo costo (por no decir regalado).
Los limites o fronteras en el Medio Oriente fueron delimitadas por Inglaterra y Francia de acuerdo a sus intereses económicos. Dichos limites no fueron trazados de acuerdo a sus culturas, costumbres o idiosincrasia – Es por ello que por ejemplo la mayoría de los habitantes de Iraq son chiitas, al igual que Irán, sin embargo, el gobierno es sunita, lo que garantiza una confrontación latente.
En 1920, Un mismo territorio se le prometió a Israel y a Palestina – Al igual que se le prometió un territorio a los Kurdos.

Lo que hoy vemos es que 50 millones de Kurdos que viven en Turquía no tienen su propio territorio y viven en una constante lucha por sus derechos. El engaño del mismo territorio para Palestina e Israel desembocó en lo que el mundo ha conocido como uno de los conflictos más complejos.
Los judíos fueron esparcidos por el mundo y cayeron en manos de Hitler y el holocausto nos mostró el nivel de maldad al que puede llegar el ser humano.

Este escalofriante hecho motivó a que la recién inaugurada Naciones Unidas fallara a favor de la creación del estado de Israel en 1948 – Lo siguiente fue la lucha de los israelitas por entrar a tomar posesión de lo que se les prometió desde antes y que sigue siendo objeto de fricción y confrontación.
Podemos tener opiniones a favor de un lado o del otro, pero lo cierto es que todos estos conflictos fueron generados por occidente en el pasado,

El tema de Irán es otro ejemplo – Mohammad Mosaddegh, primer ministro entre 1951 y 1953, nacionalizó el petróleo, petróleo que estaba bajo el control de occidente. Esta decisión no cayó bien en los “dueños” del petróleo en tierra ajena. Paso seguido, Inglaterra y Estados Unidos se unieron y la CIA creó un complot, Mosaddegh fue depuesto y en su lugar retomó el poder el Sah Reza Pahlavi quien quiso occidentalizar a Irán. Los iraníes, descendientes del gran imperio persa, vieron en este deseo de cambiar sus costumbres un atentado en contra de su identidad y se opusieron al gobierno del Sah. Lo que vino después fue una brutal represión de parte de Pahlavi en contra de sus contradictores, creó la SAVAK, organismo de inteligencia responsable de miles de asesinatos.

Revolución islámica 1979 
"Todo esto sucedía frente a la mirada indiferente de los Estados Unidos e Inglaterra y los iraníes entendieron que todo fue planeado por las superpotencias, el odio hacia occidente aumentó. La revolución islámica destronó al Sah e impuso un gobierno teócrata musulmán chiita en manos del Ayatola Jomeini en 1979.

Tuvieron que pasar siglos para que los gobiernos del Medio Oriente comprendieran que vivían encima del mineral que cambiaría la historia de los pueblos para bien y para mal. Es por eso que llama la atención tantas guerras en Medio Oriente, tanto interés de los países industrializados en esa región. De tanto experimentar, de tanta intromisión y de tanto extraer sus recursos, la gente terminó incubando odios, esos odios se materializaron en grupos subversivos, grupos subversivos que alcanzan financiación de gobiernos y grupos de interés que también sienten el mismo odio.

Haber ingresado al Medio Oriente de la forma como lo hicieron los países de primer orden generó los odios que hoy son el combustible para los grupos terroristas que tanto daño le hacen al mundo. Eso sin profundizar en la figura de Saddam Hussein, quien fue un aliado de la Casa Blanca en la guerra contra Irán, pero una vez decidió invadir Kuwait perdió el apoyo norteamericano, terminado en la guerra del golfo pérsico. Los Kurdos que apoyaron a EE.UU en la guerra del golfo fueron brutalmente perseguidos por Hussein y nadie los defendió. De la guerra del golfo pérsico se creó el grupo terrorista Al Qaeda, responsable del peor atentado terrorista en suelo americano, el ataque del septiembre 11 de 2001.

Y como violencia llama violencia, George W. Bush decide invadir Iraq con el pretexto de las armas de destrucción masiva, muy a pesar que la ONU pidiera más tiempo para tomar una decisión ya que las armas nunca se encontraron. Después de haber depuesto a Hussein, la resistencia iraquí no se hizo esperar, no solo eso, los antes soldados del ejército iraquí se encontraron de un momento a otro sin trabajo, muchos de ellos leales al régimen y resentidos con EE.UU. Lo peor, quedaron con acceso directo a las armas, todos los ingredientes necesarios para la creación del grupo terrorista que hoy conocemos como ISIS.

Nuestro presente tiene sus raíces, los odios de hoy en día tienen fundamentos y si bien no son justificados los actos barbáricos de los grupos terroristas, es bueno conocer el pasado para encontrar algunas respuestas ya que el Medio Oriente ha sido objeto de innumerables atropellos que han tomado forma en bombardeos, traiciones, engaños y demás tretas con tal de tener el control del petróleo. Como hace poco escuché a un iraní en Naciones Unidas cuando hablamos de este tema “maldito petróleo nos arruinó la vida”

Entradas populares de este blog

¡ Porqué voté por Duque !

Lo que no hizo Iván Duque fue seguir alimentando la polarización en la que está Colombia. Para aquellos que tanto critican el lenguaje de confrontación al cual acuden muchos políticos de todas las vertientes, hoy nos encontramos ante el fenómeno Duque. Y digo fenómeno a propósito, ya que muchos seguidores de Petro utilizan este calificativo para describir a su candidato. Cierto es que nunca antes la izquierda había alcanzado tanta efervescencia y resultados en las urnas. Sin embargo, muchos no quieren ver la calidad humana, la inteligencia y sentido de unificación en Duque ya que lo primero que se les viene a la cabeza es Álvaro Uribe. El lenguaje en política es áspero, sagaz, suspicaz y en muchos momentos malintencionado. Lo vemos en redes sociales y también en plenarias, debates o deliberaciones en escenarios legislativos.Pues no ha sido el comportamiento de Iván Duque. Ha sido una persona amable, jovial, con un lenguaje fresco, decente, un lenguaje que nos ilusiona a pensar que se …

Pobreza: ¿Mantenerla o Reducirla?

Es una realidad que hay que ayudar a los pobres. Independientemente de los diferentes sistemas económicos, cada país destina un porcentaje de sus ingresos para combatir la pobreza.

Unos países invierten más que otros, todo depende de sus sistemas, sus políticas internas, sus leyes y la voluntad que cada uno de estos gobiernos muestre en pos de la lucha por erradicar la pobreza.




Para este propósito, sería apropiado preguntarnos: ¿Entre más dinero invirtamos en programas de asistencialismo, menor es el índice de pobreza? ¿Más dinero en asistencialismo significa mayor reducción de pobreza?
En teoría, las respuestas a estas preguntas serian que sí, que hay que regalarle al pobre. Sin embargo, ¿regalarle las cosas básicas al pobre hace que salga de la pobreza?
La lucha entre las diferentes clases sociales ha generado esta clase de inquietudes, preguntas y cuestionamientos. Estoy de acuerdo con que hay que ayudar al pobre, todos los gobiernos deben tener como objetivo la lucha contra la pob…