Ir al contenido principal

¿De vuelta a la Guerra Fría ?

Los años de la guerra fría estuvieron acompañados por dirigentes a quienes les gustaba el protagonismo, todos con un ego muy elevado, con un sentimiento patriótico de superioridad, orgullosos de su capitalismo y de ser una superpotencia que cada día podía gastar más y más dinero en la carrera armamentista y mostrarle a su contrincante, la Unión Soviética (en ese entonces), su superioridad. Lo anterior inflaba los pechos y subía los hombros de aquellos que fueron escogidos por los ciudadanos americanos para mantener el pulso con los soviéticos y esperar que en algún momento el pulso se debilitara de parte del bando enemigo.

Fue una época en la que la figura del presidente era casi monárquica, contaba con la aprobación de todo el país y de la prensa nacional; la misma prensa que callaba ante los atropellos de los aliados de Estados Unidos, quienes cometieron crímenes atroces y violaciones de los derechos humanos mientras recibían apoyo económico y militar de parte del país norteamericano. En todo caso “había que defender la democracia y acabar con el comunismo a como diera lugar, así eso implicara patrocinar actos horrendos en otras latitudes”. Fue una época en la que no se escuchaba a los grupos defensores de derechos humanos.

Bien, pues como todos sabemos, llegó el fin de la guerra fría en 1990 y con su fin, un deseo de cambiar las armas por las ideas y nuevos movimientos fueron tomando fuerza, la prensa ya tuvo el designio de cubrir lo que sucedía en otros países sin perder la objetividad (por lo menos un poco) y sin tener que defender a su propio país de una intervención externa o de pasar a ser dominados por otra superpotencia.

Ya con Estados Unidos como país hegemónico en el ámbito internacional, los votantes americanos comenzaron a cambiar sus percepciones en cuanto a la clase de gobernante que querían tener en el poder. Después de George Bush padre (Republicano), la ciudadanía dio su golpe de opinión al votar masivamente por Al Gore, quien perdió por muy poco y después de unas elecciones muy controversiales en las que George Bush hijo terminó ganando.

George Bush hijo, falto de carácter y autodeterminación, fácilmente persuadible, invadió Irak, con el pretexto de que Saddam Hussein poseía armas de destrucción masiva, haciendo oídos sordos a las recomendaciones de Naciones Unidas; “había que vengar la muerte de 3.000 personas que murieron en el World Trade Center, a como diera lugar”.


Pues queriendo seguir los pasos de su padre, quien también se metió al Medio Oriente a mostrar su poderío balístico (cabe anotar que después de esta intervención nació el grupo terrorista Al Qaeda), Bush hijo invade Irak sin encontrar las armas de destrucción masiva y las secuelas todavía las vemos hoy (Después de la invasión a Iraq nació ISIS).

La gente se cansa de ver lo mismo, pero tienen la esperanza de que el próximo presidente hará algo diferente, con su lemas, Change en su primer periodo y Yes, We Can en su segundo, Llego Barack Obama a la Casa Blanca, con un Congreso dividido, que digo dividido, super dividido. Recibió un país en crisis, una crisis comparable con la Gran Depresión de los 30’s. A pesar de tanta oposición, logró volver a nivelar al país (hay que darle el crédito a quien lo merece).

¿Y que paso después de Obama? Donald Trump, ayudado por el terrorismo de ISIS que volvió a despertar lo que pensábamos que continuaría dormido, la sed de venganza, los miedos y el revanchismo. Con su lema Let’s Make America Great Again, lo que Donald Trump pretende es volver al lenguaje de la guerra fría (del que hablamos al comienzo). El lenguaje de la grandeza, de la superioridad y de la defensa de mi territorio a toda costa.

Al bombardear la base aérea de Siria, no solo le está reprochando las acciones de Al-Assad y sus armas químicas sobre la población civil (lo cual es digno de reprochar) sino que también está llevando el tema a una tensión propia de la época de la guerra fría, en la que el presidente era visto como un héroe y en un estado en el que se puede dar rienda suelta a su propia personalidad egocéntrica y despertar el sentimiento patriota para ser aceptado.

Por lo que, en la misma línea de acción, ha desplegado buques en la proximidad de las aguas norcoreanas para responder a las amenazas del líder de dicho país Kim Jong-un. Sin embargo, Jong-un no ha cumplido ninguna de sus amenazas, pero encontró en Trump lo que siempre ha venido buscando, alguien que le preste atención a sus palabras. (a mi parecer, las amenazas de Kim Jong-un no van dirigidas a ningún país sino para mantener subyugada con el miedo a su propia gente).

"Todo esto es aprovechado por Trump para dar rienda suelta a su personalidad, el poder puede exaltar la vanidad a niveles tan altos que se va perdiendo la cordura y despierta sentimientos beligerantes innatos en el ser. En sus trinos, Trump promete responder con “furia y fuego” a Corea del Norte y a su vez, el líder asiático respondió con amenazas de atacar a Guam, una isla en el Pacífico en la que Estados Unidos tiene una base naval.
Muchos analistas coinciden en que es poco probable que Corea del Norte pase de las palabras a los hechos. Lo que si es seguro es que tanto el uno como el otro se benefician de esta tensión, ambos líderes muy parecidos, lo mismo sucede con Rusia y cualquier país que represente una amenaza para Estados Unidos.

Ahora, Donald Trump habla del riesgo de una tercera guerra mundial; es evidente que conoce este juego político y que hará lo posible por elevar la tensión a nivel mundial y así estar en la portada de los diarios más importantes del mundo. Así como lo hizo en la campaña electoral con sus comentarios machistas y xenófobos, logró mantenerse en los niveles más altos de audiencia y quienes pensaron que era una locura que llegara a ser presidente, terminaron sorprendidos con su triunfo en el Colegio Electoral.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas acaba de aprobar unánimemente (15-0), incluyendo a China y a Rusia, sanciones sobre Corea del Norte. Dichas sanciones pueden presionar y restringir el poderío económico del Kim Jong-un y mantenerlo “controlado”. Por lo menos así se evita la muerte de miles de personas en una confrontación militar o de millones en una confrontación nuclear.


En mi opinión, ni vamos para una guerra fría, ni mucho menos para una tercera guerra mundial. Todo hace parte del espectáculo, del show ideado para agitar los ánimos, después vendrán nuevos gobernantes, nuevas estrategias, nuevos métodos para mantenerse en el poder. Sobre todo, ahora que la popularidad del presidente ha caído a números tan bajos, hay que buscar la manera de desviar la opinión, lo que llamamos popularmente una “cortina de humo”. 

Entradas populares de este blog

¡ Porqué voté por Duque !

Lo que no hizo Iván Duque fue seguir alimentando la polarización en la que está Colombia. Para aquellos que tanto critican el lenguaje de confrontación al cual acuden muchos políticos de todas las vertientes, hoy nos encontramos ante el fenómeno Duque. Y digo fenómeno a propósito, ya que muchos seguidores de Petro utilizan este calificativo para describir a su candidato. Cierto es que nunca antes la izquierda había alcanzado tanta efervescencia y resultados en las urnas. Sin embargo, muchos no quieren ver la calidad humana, la inteligencia y sentido de unificación en Duque ya que lo primero que se les viene a la cabeza es Álvaro Uribe. El lenguaje en política es áspero, sagaz, suspicaz y en muchos momentos malintencionado. Lo vemos en redes sociales y también en plenarias, debates o deliberaciones en escenarios legislativos.Pues no ha sido el comportamiento de Iván Duque. Ha sido una persona amable, jovial, con un lenguaje fresco, decente, un lenguaje que nos ilusiona a pensar que se …

Medio Oriente: Entre el Poder y la Guerra

Nuestro futuro se puede definir de acuerdo a nuestro presente. Muchas de las cosas que sucederán tendrán sus inicios en nuestras acciones de hoy. En ese sentido, muchas situaciones de nuestro presente tienen respuesta si escudriñamos en el pasado.
"Tomemos como ejemplo el Medio Oriente – Región en donde comenzaron las primeras civilizaciones, siendo la Mesopotamia epicentro de la humanidad y donde surgieron las primeras ciudades. Las matemáticas, la agricultura, la astronomía, la arquitectura y demás artes tuvieron su génesis en el territorio que hoy llamamos Medio Oriente.
Después de la revolución industrial hubo una proliferación de las máquinas y el ser humano, especialmente en occidente, inició una carrera de avance en cuanto a lo que la tecnología se refiere. El ser humano pasó de iluminar con lámparas de aceite de ballena a usar lámparas de querosene, proveniente del petróleo; pasó de usar carbón como el combustible para los barcos a usar gasolina proveniente del petróleo, so…

Pobreza: ¿Mantenerla o Reducirla?

Es una realidad que hay que ayudar a los pobres. Independientemente de los diferentes sistemas económicos, cada país destina un porcentaje de sus ingresos para combatir la pobreza.

Unos países invierten más que otros, todo depende de sus sistemas, sus políticas internas, sus leyes y la voluntad que cada uno de estos gobiernos muestre en pos de la lucha por erradicar la pobreza.




Para este propósito, sería apropiado preguntarnos: ¿Entre más dinero invirtamos en programas de asistencialismo, menor es el índice de pobreza? ¿Más dinero en asistencialismo significa mayor reducción de pobreza?
En teoría, las respuestas a estas preguntas serian que sí, que hay que regalarle al pobre. Sin embargo, ¿regalarle las cosas básicas al pobre hace que salga de la pobreza?
La lucha entre las diferentes clases sociales ha generado esta clase de inquietudes, preguntas y cuestionamientos. Estoy de acuerdo con que hay que ayudar al pobre, todos los gobiernos deben tener como objetivo la lucha contra la pob…