Ir al contenido principal

Voto Obligatorio: ¿Un paso firme o un salto al vacío?

El abstencionismo en las urnas ha sido un tema recurrente en las elecciones colombianas. En las elecciones presidenciales pasadas alcanzó el 59%, cifra que no tiende a bajar. Los números no son alentadores – Máxime cuando de los jóvenes entre 18 y 25 años elegibles para votar, solo un 20% de dicho grupo ejerce el derecho al voto.

Teniendo en cuenta estas preocupaciones, el ministro del interior, Juan Fernando Cristo, presiona por una reforma electoral. Para Cristo, los jóvenes de 16 años deberían votar y Colombia debería sumarse a la lista de 26 países en el mundo que tienen dicho sistema electoral.
Siendo así las cosas, me permito dar las siguientes impresiones acerca del tema, el cual tiene, tanto simpatizantes como detractores.

Precisamente una de las razones por las que la gente no vota en Colombia es porque todos los días los noticieros transmiten noticias de corrupción, malos manejos de dinero, colusiones, contubernios, componendas, lo que hace la cultura del voto una meta lejana de alcanzar. Las maquinarias políticas tienen la facilidad de extender sus tentáculos y abrazar todos los espacios de la sociedad. Tener poder también garantiza acondicionar un ambiente en el que dicho poder se mantenga, es por ello que hay congresistas que logran ser reelegidos por décadas sin presentar proyectos de ley y su actividad parlamentaria es muy pero muy pobre.

Al crecer la votación también se aumenta el umbral electoral, no es lo mismo, por ejemplo, el 3% de 14 millones de votos al 3% de 35 millones de votos (número de personas elegibles para votar). Para las maquinarias políticas en el poder será más fácil captar esos millones de votos, sobre todo cuando en emisoras tan populares como la W radio, constantemente estamos escuchando a los mismos políticos de siempre (Roy Barreras, Armando Benedetti, etc.) que hacen parte de los partidos políticos que conforman la mayoría en el Congreso.

El voto se debe ganar con el buen desempeño de los políticos, no creo que obligar a las personas a votar vaya a mejorar la calidad de la política en Colombia, me parece un insulto a los ciudadanos, el mensaje que nos envían es “ustedes tienen la culpa por no votar” y la realidad es que la culpa de la apatía ante el voto es de esta clase política corrupta que nos cuesta 20 billones de pesos al año, dinero que pudiera ser invertido en educación, salud, vivienda, generación de empleo y demás programas sociales.

En Chile, el voto obligatorio fue adoptado en la dictadura de Augusto Pinochet y lo derogaron en 2011, precisamente porque ese sistema electoral coadyuvó a las mismas vertientes políticas a perpetuarse en el poder. Los chilenos no tenían la posibilidad de renovar la política en Chile con el voto obligatorio.

"Los grandes cambios vienen con las transformaciones sociales y culturales, no vienen obligando a la gente. Si la idea es incentivar la participación ciudadana y fortalecer la democracia, lo mejor sería avanzar en los controles ciudadanos, abrirles espacios a nuevos actores en la política y así ver nuevos apellidos en la política.

Tampoco estoy de acuerdo con la propuesta del ministro Juan Fernando Cristo de comenzar a votar a los 16 años. Países como Chipre, Somalia, Nicaragua y Bolivia permiten a los jóvenes votar a partir de los 16 años de edad y en ninguno de esos países las votaciones entre ese grupo son elevadas. Los países desarrollados no tienen ese sistema, al contrario, en países como Estados Unidos, las votaciones son para personas que alcanzan la edad adulta y aunque el abstencionismo entre los jóvenes es elevado, se respeta la capacidad y madurez de las personas de comenzar a hacer uso de su derecho en las urnas. En Argentina, los jóvenes de 16 años pueden votar, pero solo el 1,9% votan.

La educación en temas políticos es muy necesaria, la combinación de la ignorancia y la obligatoriedad es muy peligrosa. Por ejemplo, en una encuesta realizada por el Washington Post, solo el 36% de las personas encuestadas pudieron nombrar los tres poderes del estado y el 29% no sabían el nombre del vicepresidente. Si se desconocen aspectos tan básicos es muy posible que al momento de votar obligadamente se vote sin criterios serios sino por cumplir con un requerimiento legal.

Por último, la mayoría de quienes apoyan la iniciativa del voto obligatorio lo hacen pensando que así se disminuirá la capacidad de los políticos que acuden al llamado “voto tamal” o al constreñimiento electoral. Mi teoría es que el voto obligatorio terminaría fortaleciendo precisamente a esa clase de políticos que usan el clientelismo, amañan encuestas, usan medios de comunicación y demás artimañas.

No creo que en un país que esta hastiado y exhausto de una corrupción tan rampante, ahora la solución sea obligar a las personas a votar.

Por lo menos yo tengo claras mis tendencias políticas y cuando voto, lo hago a conciencia – Pienso que hay que cautivar a los millones de personas que no tienen esa cultura del voto y la forma de hacerlo no es obligándolas sino haciendo una buena gestión desde el puesto, escaño o curul que se ostenta, después de todo, el ejemplo hace que las cosas cambien.

Entradas populares de este blog

Más Allá del Socialismo o la Democracia

Murió el hombre que despertó admiración en unos y repudio en otros, Murió Fidel Castro. Su fallecimiento fue de causas naturales a los 90 años y no asesinado o encarcelado como muchos de sus opositores lo hubieran querido.
Comenzó su proyecto llamado “La Revolución Cubana”, lo cual era para Castro una idea nacionalista y desmarcada del comunismo o el socialismo – Lo que dijo en el año 1959 demuestra lo antes mencionado: “Nuestra revolución es tan cubana como nuestras palmas. (…) esta campaña de ‘comunista’, campaña falsa, que ni nos preocupa ni nos asusta”
Muy a pesar de haberse acercado a los textos marxistas o leninistas, en sus primeros discursos nunca hizo mención alguna a estas ideologías de izquierda, pero si a la necesidad de una reforma agraria y la nacionalización de la isla.
Estados Unidos intentó bloquear la libertad económica de Cuba y fue entonces cuando, un arrinconado Fidel Castro, decide mirar hacia la Unión Soviética y convertir la revolución de nacionalista a comunista.…

Cristianos y Política

A través del tiempo ha habido polémica en torno a la incursión de los cristianos en la política. 
No siendo este un tema fácil de abordar, decidí abordarlo ya que mis dos máximas pasiones son precisamente la religión y la política. 
No siendo pocas las críticas recibidas por defender mis derechos como creyente del Evangelio de Cristo y al mismo tiempo ser politólogo, llegan esos momentos en los que el corazón late con mayores ansias por escribir algo que tienes que escribir para recobrar la tranquilidad sin importar que haya personas que piensen que lo uno (la religión) no puede ir de la mano de lo otro (la política).
Sin embargo, tendremos que hacer varias reflexiones en medio de una sociedad con un amplio desconocimiento en cuanto a las diferentes religiones y el derecho que tiene cada una de ellas de expresar sus pensamientos sin temor a ser censurados.
Lo primero sería entender que las creencias religiosas no son impedimentos para incursionar en la política. Y lo digo porque dada la f…

Colegio Electoral: ¿La Voz del Pueblo?

Han pasado dos semanas después de que el mundo conociera los resultados electorales de los Estados Unidos de América y su sistema electoral vuelve a ser objeto de polémica. 
Y no es para menos, desde su creación, los padres de la constitución, llegaron a la conclusión de que sería caótico que la mayoría de la población eligiera al presidente – También, para darle representación diferente a los estados dependiendo del número de habitantes de cada estado. 
Así las cosas, entre la fricción de unos que querían el voto popular y otros que querían que el presidente fuera elegido por los gobernadores de cada estado, se llegó a un término medio y se creó el Colegio Electoral, el cual es un sistema de elección indirecta, es decir, cuando votamos, lo hacemos por un grupo de delegados que nos representarán en el Congreso para llevar la voz del pueblo y elegir al presidente de acuerdo a la decisión popular en cada estado.
En el sistema federal presente, cada estado tiene un número de votos elect…