Ir al contenido principal

Por un Mejor País

La paz es un término muy amplio, sería irresponsable de mi parte apropiarme de ella. Lo que sí puedo tratar de hacer es encontrar un poco de tranquilidad al disertar en estas letras en momentos en los que hay tanto por decir, tanto por opinar, tantos sentimientos para expresar. Sin embargo, me alejaré del tema de las emociones, los sentimientos y los remordimientos generados tras la derrota de la campaña del Sí.

En ese sentido prefiero mirar hacia el futuro y aprovechar lo sucedido para extraer lo que se pueda en aras de alcanzar el objetivo principal: La Paz.

Lo primero en lo que podemos avanzar es en la actitud hacia la paz por parte de sus promotores – Frases como “es que el presidente puede hacer la pregunta del tarjetón como se le dé la gana”, tienen que desaparecer. No podemos hacer un llamado a la paz con dichas expresiones ya que las mismas pueden denotar soberbia e incendiar los ánimos en un país con diferencias tan marcadas.
Tanto yo, como muchos de ustedes, nos sorprendimos con los resultados obtenidos el pasado domingo 2 de octubre.  No esperábamos que ganara el No, ni siquiera los del No lo esperaban. 

Foto: www.elnuevoherald.com
"Este es un momento en el que los colombianos debemos mostrar altura hacia nuestro futuro. Es momento para entender que también hay personas con diferentes puntos de vista a quienes hay que escuchar.  

Queremos escuchar sus propuestas, sus planes, sus programas – Si bien no tienen un plan en el momento ya que no imaginaban la victoria del No, queremos escuchar sus ideas para aportarle a la paz.  

Que vengan las diferencias, que vengan las ideas, prefiero que nos enfrentemos y debatamos con ellas, ello, será un avance en un país en el que resolvemos nuestras diferencias con agresiones físicas y verbales. Que sea este el momento de escucharnos mutuamente sin llamarnos "guerreristas, enmermelados, mamertos" y expresiones semejantes que lo único que generan es dividirnos cada día más.  
Es tal vez esta, la oportunidad para integrarnos y tanto los del sí como los del no, se respeten y valoren sus diferencias. Así podremos avanzar en democracia, en civismo, en la cultura ciudadana que tanta falta le hace a un país que se ofende visceralmente a diario en redes sociales.
  
El presidente Santos decía "la paz se hace con el enemigo", ahora tenemos la oportunidad de hacer la paz entre los amigos, los familiares, los compatriotas, entre los connacionales; nosotros, quienes nos vemos en la tienda, el teatro, el bus, la calle y demás lugares públicos.

Los ciudadanos no podemos seguir incubando odios ni dejando que los políticos nos marquen la hoja de ruta de nuestro futuro. Es necesario que nos interesemos más por nuestro país, motivar al 63% de los colombianos que no votaron en el plebiscito y los contagiemos del fervor patriótico – Pero recordemos, sin mentiras, sin patrañas, sin engaños; así no, además, en un país tan polarizado, no podemos seguir excluyendo a las minorías, sobre todo en un país en el que se resuelven las diferencias con tanta violencia. 

No miremos más hacia atrás, los colombianos acudieron a las urnas y decidieron – Ahora nos corresponde presionar a nuestros líderes para que busquen la paz. Nuestros campesinos, nuestros soldados, nuestras mujeres, nuestros niños y cada colombiano necesitamos pasar esta página absurda y dolorosa de la guerra. 

Duele el abstencionismo tan elevado en temas tan importantes. Sin embargo, podemos cambiar esta situación y convertirla en algo positivo, que los 6’431.376 de colombianos que votaron por el No y los 6’377.482 de los colombianos que votaron por el Sí, les demuestren al 63% de colombianos que no votaron, que es posible un nuevo país, uno en el que no nos devoremos, no nos insultemos, no nos ofendamos más, por algo en lo que todos podemos converger: La Paz.

Llega un momento en el que te sientes exhausto de lo mismo, dando giros sin llegar a ninguna parte, posiblemente hasta las Farc sientan lo mismo y no quieran retroceder, también quieran caminar tranquilos por las calles, tal vez la paz deba comenzar en nuestros corazones, tal vez Colombia dé ese salto de valentía hacia un mejor futuro, tal vez el mundo nos mire con solidaridad y respeto. Hagamos esto posible, rememos en el mismo sentido, avancemos.


Entradas populares de este blog

¡ Porqué voté por Duque !

Lo que no hizo Iván Duque fue seguir alimentando la polarización en la que está Colombia. Para aquellos que tanto critican el lenguaje de confrontación al cual acuden muchos políticos de todas las vertientes, hoy nos encontramos ante el fenómeno Duque. Y digo fenómeno a propósito, ya que muchos seguidores de Petro utilizan este calificativo para describir a su candidato. Cierto es que nunca antes la izquierda había alcanzado tanta efervescencia y resultados en las urnas. Sin embargo, muchos no quieren ver la calidad humana, la inteligencia y sentido de unificación en Duque ya que lo primero que se les viene a la cabeza es Álvaro Uribe. El lenguaje en política es áspero, sagaz, suspicaz y en muchos momentos malintencionado. Lo vemos en redes sociales y también en plenarias, debates o deliberaciones en escenarios legislativos.Pues no ha sido el comportamiento de Iván Duque. Ha sido una persona amable, jovial, con un lenguaje fresco, decente, un lenguaje que nos ilusiona a pensar que se …

Medio Oriente: Entre el Poder y la Guerra

Nuestro futuro se puede definir de acuerdo a nuestro presente. Muchas de las cosas que sucederán tendrán sus inicios en nuestras acciones de hoy. En ese sentido, muchas situaciones de nuestro presente tienen respuesta si escudriñamos en el pasado.
"Tomemos como ejemplo el Medio Oriente – Región en donde comenzaron las primeras civilizaciones, siendo la Mesopotamia epicentro de la humanidad y donde surgieron las primeras ciudades. Las matemáticas, la agricultura, la astronomía, la arquitectura y demás artes tuvieron su génesis en el territorio que hoy llamamos Medio Oriente.
Después de la revolución industrial hubo una proliferación de las máquinas y el ser humano, especialmente en occidente, inició una carrera de avance en cuanto a lo que la tecnología se refiere. El ser humano pasó de iluminar con lámparas de aceite de ballena a usar lámparas de querosene, proveniente del petróleo; pasó de usar carbón como el combustible para los barcos a usar gasolina proveniente del petróleo, so…

Pobreza: ¿Mantenerla o Reducirla?

Es una realidad que hay que ayudar a los pobres. Independientemente de los diferentes sistemas económicos, cada país destina un porcentaje de sus ingresos para combatir la pobreza.

Unos países invierten más que otros, todo depende de sus sistemas, sus políticas internas, sus leyes y la voluntad que cada uno de estos gobiernos muestre en pos de la lucha por erradicar la pobreza.




Para este propósito, sería apropiado preguntarnos: ¿Entre más dinero invirtamos en programas de asistencialismo, menor es el índice de pobreza? ¿Más dinero en asistencialismo significa mayor reducción de pobreza?
En teoría, las respuestas a estas preguntas serian que sí, que hay que regalarle al pobre. Sin embargo, ¿regalarle las cosas básicas al pobre hace que salga de la pobreza?
La lucha entre las diferentes clases sociales ha generado esta clase de inquietudes, preguntas y cuestionamientos. Estoy de acuerdo con que hay que ayudar al pobre, todos los gobiernos deben tener como objetivo la lucha contra la pob…