Ir al contenido principal

Avancemos

El temor de muchos de apoyar o no el proceso de paz en Colombia es latente. Quienes apoyan a un partido político y lo defienden ‘a muerte’ difícilmente cambian sus posturas, muy parecido a la época de cuando ‘se daban machete’ en defensa del honor de ser liberal o conservador.

Los años pasan y pareciera que los colombianos estamos condenados a repetir la misma tragedia de antaño – Con el agravante que hoy las redes sociales nos permiten ofendernos más rápido que antes.

Llevamos 50 años en los que no solo hemos tenido que soportar el flagelo de la guerrilla de las FARC, sino también el flagelo del narcotráfico, malos gobernantes, delincuencia, políticos impregnados de dineros mal habidos, regiones olvidadas e inmersas en la corrupción y el abandono – A este listado usted le puede sumar las cosas que se me escapan en este momento.

Entonces, ¿En dónde estamos fallando? Tal vez sea en nuestra propia cultura de no avanzar, de quedarnos en la retórica de los que más algarabía hacen, víctimas de nuestra idiosincrasia, aquella que nos obliga a ‘tragar entero’, de nuestra inclinación por seguir alimentando el odio otros 10, 20, 30 o 100 años.

Que este proceso de paz traiga un grado de impunidad es cierto, que tengamos que aceptar a guerrilleros reinsertados en la sociedad, también es cierto, que puedan llegar a hacer política y a la mayoría no les guste, sigue siendo cierto. La realidad es que a nivel mundial todo proceso ha tenido que sufrir la aceptación de los términos del acuerdo y como decimos en Colombia, ‘tragarnos los sapos’.
muchos quieren seguir adelantando estrategias militares y así someter a la guerrilla, otros dicen que estuvimos muy cerca y que si Santos hubiera continuado con la ofensiva militar ya la guerrilla hubiera sido abatida – Ni lo uno ni lo otro es comprobable, lo cierto es que este proceso ha tenido avances que no se habían logrado en el pasado.

Por estos días se celebran 15 años del Plan Colombia. En el año 2.000 estuvimos cerca a ser un estado fallido – Con un presidente a quien se le retiró la visa de Estados Unidos y acusado de financiar su campaña con dineros del narcotráfico. Pastrana fue efectivo en estructurar un mapa del conflicto para que el congreso de EE.UU aprobara dicho plan, no era tarea fácil ya que hubo gran oposición para su aprobación. Gracias a ese Plan, el ejército tuvo los recursos para restablecer el control en un país en el que la guerrilla se había fortalecido y se había apropiado del negocio del narcotráfico. En época de Uribe ya el ejército podía hacerle frente a la guerrilla y por 8 años se combatió con abatimientos importantes, sin embargo, no se logró su total desaparición. Santos recibió unas fuerzas armadas renovadas. En este punto es en donde los colombianos se dividen – Unos dicen que debió continuar con la ofensiva militar y otros lo analizamos de otra forma: El plan Colombia sirvió para presionar a las FARC hasta el punto de sentarlos a negociar una salida al conflicto.

Nada parece satisfacer nuestras expectativas, si el gobierno anuncia que las FARC liberarán secuestrados entonces sacan a relucir los secuestros del ELN por ser ‘aliados’ de las FARC, si acuerdan que harán parte de un partido político entonces dicen que se le está entregando el país a las FARC, como si la democracia no consistiera en votar por quienes están en el gobierno, que si les van a dar curules al comienzo sin elección popular entonces la indignación crece, como si no tuviéramos el antecedente del exterminio de los integrantes de la Unión Patriótica con la venia del gobierno de turno.

Uno de los argumentos principales de quienes se oponen al acuerdo ha sido la verificación una vez firmado y el temor de que el mismo perdieran neutralidad y quedara en las manos del gobierno o del grupo subversivo. Sin embargo, el Consejo de Estado de las Naciones Unidas aprobó la verificación en los acuerdos pactados – Lo que generó que muchos dijeran ‘no podemos confiar en la ONU para verificar, eso es poner a Daniel Ortega a verificar, por ser Nicaragua miembro de la CELAC’ o comentarios como ‘¿la misma ONU que no ha podido sacar a los presos políticos de la cárcel en Venezuela?’

Entonces así es difícil avanzar, se quejan porque las FARC reclutan niños, pero quieren continuar con el conflicto y que mueran en combate, en su mayoría campesinos. Traen a colación los informes de la Organización de Derechos Humanos en los que advierten que las FARC violan derechos humanos – Por supuesto que violan derechos humanos, con mayor razón hay que acabar con la guerra, con esta guerra que nos distrae de los problemas del país, de aquellos problemas que todos sufrimos cuando no alcanza el dinero para nada, cuando se mueren los pacientes en las camillas esperando que los atiendan o esperando una cita médica, de no tener educación de calidad, de saber que los campesinos están condenados a morir sin tener la oportunidad de haber logrado un título profesional o mutilados por una mina ‘quiebra patas’. 
Esos problemas que tenemos por nuestra propia idiosincrasia, aquella que se opone a todo pero que no aporta nada, que todo lo critica, pero no contribuye con soluciones.

Por lo menos en Cuba hay gente del gobierno que se arriesga a ser insultados diariamente por cuenta de hablar con el enemigo de frente y estrechar su mano por tratar de encontrar un fin a esta guerra que nos agobia; en la que nacimos muchos y que no nos queremos ir a la tumba sabiendo que todavía nuestro país no logra la paz porque nunca nos pusimos de acuerdo, que nos pudo más las banderas de un partido político o defender a un caudillo o atacar a otro.

Después de todo el ex presidente Uribe algún día dejará de ser Senador o político y llegará a terminar sus días al lado de su familia; el presidente Santos dejará de ser presidente y ambos, tanto el uno como el otro pasaran a la historia.
Se levantará una nueva generación de políticos colombianos que le agradecerán o les reprocharán las acciones a los políticos de esta época, es entonces responsabilidad de ustedes los políticos y de nosotros los ciudadanos colombianos de sentar las bases para el futuro de nuestra nación – Si seguimos golpeando este país o mejor sanamos las heridas que le hemos causado.

Yo no voté por Santos, pero estoy dispuesto a apoyar su plan de alcanzar un acuerdo en Cuba que lleve al país a terminar el conflicto con la guerrilla más antigua del mundo. Los invito a realizar un análisis alejado de odios y de sesgos políticos.  




Entradas populares de este blog

Cristianos y Política

A través del tiempo ha habido polémica en torno a la incursión de los cristianos en la política. 
No siendo este un tema fácil de abordar, decidí abordarlo ya que mis dos máximas pasiones son precisamente la religión y la política. 
No siendo pocas las críticas recibidas por defender mis derechos como creyente del Evangelio de Cristo y al mismo tiempo ser politólogo, llegan esos momentos en los que el corazón late con mayores ansias por escribir algo que tienes que escribir para recobrar la tranquilidad sin importar que haya personas que piensen que lo uno (la religión) no puede ir de la mano de lo otro (la política).
Sin embargo, tendremos que hacer varias reflexiones en medio de una sociedad con un amplio desconocimiento en cuanto a las diferentes religiones y el derecho que tiene cada una de ellas de expresar sus pensamientos sin temor a ser censurados.
Lo primero sería entender que las creencias religiosas no son impedimentos para incursionar en la política. Y lo digo porque dada la f…

Armas: Entre el Negocio y la Vida

El ser humano siempre ha usado armas, desde el surgimiento de las primeras civilizaciones en la Mesopotamia, donde las piedras y los palos afilados servían para defenderse o atacar, hasta nuestro presente, en el que tenemos armas de destrucción masiva.
Nos hemos enfrentado desde el principio, nos hemos asesinado, lacerado, disparado, bombardeado. Ha sido el método para conquistar pueblos, extender imperios, imponer sincretismo sobre otras naciones, someter o colonizar. El tiempo ha pasado, los soldados usaron espadas y arcos, siguiendo con los cañones, hasta llegar a los fusiles, ametralladoras o rifles de asalto – Aumentando el número de muertos en las guerras ya que el poder destructor de las armas se ha elevado, tanto, que basta presionar un botón para enviar un misil nuclear y acabar con ciudades enteras.
Por supuesto que las armas se convirtieron en un negocio, alguien las tenía que producir y, ya que el ser humano se autodestruye, siempre habrá conflictos, guerras, diferencias que…

Más Allá del Socialismo o la Democracia

Murió el hombre que despertó admiración en unos y repudio en otros, Murió Fidel Castro. Su fallecimiento fue de causas naturales a los 90 años y no asesinado o encarcelado como muchos de sus opositores lo hubieran querido.
Comenzó su proyecto llamado “La Revolución Cubana”, lo cual era para Castro una idea nacionalista y desmarcada del comunismo o el socialismo – Lo que dijo en el año 1959 demuestra lo antes mencionado: “Nuestra revolución es tan cubana como nuestras palmas. (…) esta campaña de ‘comunista’, campaña falsa, que ni nos preocupa ni nos asusta”
Muy a pesar de haberse acercado a los textos marxistas o leninistas, en sus primeros discursos nunca hizo mención alguna a estas ideologías de izquierda, pero si a la necesidad de una reforma agraria y la nacionalización de la isla.
Estados Unidos intentó bloquear la libertad económica de Cuba y fue entonces cuando, un arrinconado Fidel Castro, decide mirar hacia la Unión Soviética y convertir la revolución de nacionalista a comunista.…