Ir al contenido principal

Para Vencer a Hillary


El 2016 es un año decisivo para el destino del país más poderoso de la tierra. En este año conoceremos al presidente número 45 de los Estados Unidos de América.

En la contienda por la Casa Blanca nos encontramos con tres candidatos que se enfrentan por la nominación demócrata y trece por la nominación republicana.

Muy posiblemente Hillary Clinton será la ganadora por los demócratas.

Aunque Donald Trump puntea en la intención del voto republicano, todavía es aventurado decir que será quien se enfrente a Clinton.

La campaña de Trump ha sido muy efectiva en ganarse la atención de los medios de comunicación, los cuales publican cada frase que el magnate dice. Comentarios como “construiremos una pared en la frontera entre México y Estados Unidos y la pagará México, hay que prohibirles la entrada a los musulmanes al país, si Hillary no pudo complacer a su esposo mucho menos a los americanos si llega a ser presidenta” son frases que han calado en un sector que según las encuestas es poco educado y a favor de políticas de ultra derecha.

Lo que comenzó como un chiste y era material para las revistas de farándula, terminó ocupando las primeras páginas de los diarios más importantes del país norteamericano.

Por otra parte, muchos se preguntan porqué dentro del mismo partido republicano estas mismas palabras de Trump, que para muchos son agresivas, xenófobas y discriminatorias, no son reprochadas en los debates que hemos visto por parte de los demás candidatos republicanos.

La respuesta depende del candidato. Como trece son muchos candidatos (creo que son muchos y los demócratas sacan ventaja ya que son solo tres y permite que sus posturas sean mejor aceptadas y entendidas) comienzo con los mas opcionados. En los primeros debates encontramos a un Jeb Bush sin fuerza y pasando desapercibido, como a la espera de saber la dinámica del juego.

Me hace recordar cuando en un partido de fútbol un equipo sale a estudiar al rival, pero se sorprende con un adversario que ya tiene clara su táctica de juego y termina recibiendo una goleada. Trump siempre tuvo claro su plan y su campaña agresiva, en cambio Bush titubeó desde el principio.

En debates posteriores, la campaña de Jeb Bush entendió que su postura lánguida y permisiva lo estaba rezagando – Atacaron y subieron en las encuestas, en el último debate Bush dijo: “Donald es fantástico con las frases ingeniosas, pero es un candidato caótico y sería un presidente caótico”. En otro de los apartes dijo: “Donald, a la presidencia no se llega por medio de insultos”. Es muy predecible que Bush se mueva en esa dirección en próximos debates, pero a mi parecer, como decimos, le cogió la tarde.

Quienes siguen a Trump en las encuestas, Ted Cruz y Marco Rubio, decidieron mantenerse al margen de las contiendas con Trump y decidieron atacar la administración de Obama y a la candidata Hillary Clinton (Es un error político hablar en tantas oportunidades de tu contendor, así lo hicieron los republicanos, mencionaron el nombre de Clinton en todo el debate). 

¿Por qué ninguno de los dos ha atacado a Donald Trump? Por una sencilla razón, los dos esperan que la carrera electoral se agudice y quedarse con los votos de Trump. Es decir, los dos se ‘chupan los dedos’ por los votos de Trump. Ambos esperan el momento de atacar, si lo hacen antes, ni sus propuestas quedarán claras ni sus planes de gobierno cautivarán votantes “más inteligentes”.

Es por ello que ambas campañas, la de Cruz y la de Rubio, tomaron el camino de atacarse entre ellos. Cruz acusa a Rubio de tener inclinaciones muy demócratas y Rubio lo contraataca criticando la forma como él ha tratado el tema de la inmigración. Ambos esperan que los seguidores de Trump terminen apoyándolos en caso de que dicho candidato quede por fuera de la contienda.

Esta estrategia ha dado resultados, pues ambos han subido en las encuestas.

A medida que se acerca la nominación republicana veremos candidatos que se retirarán de la contienda y es allí donde realmente el mapa político será dibujado a favor de unos y en contra de otros.

Habrá que esperar si los menos opcionados se atreven a apoyar a un candidato que goza de la popularidad entre los republicanos pero que sigue siendo minoría ante Hillary Clinton en la intención de voto a nivel nacional entre los dos partidos políticos.
En caso de quedar Clinton, lo cual es lo más posible, ¿Quién le puede dar la pelea en la lucha por la Casa Blanca?

Muchos analistas políticos coincidimos en que se necesita un contendor republicano alejado de la extrema derecha, no Donald Trump, no Ted Cruz, pero sí de pronto Marco Rubio, quien ha mostrado alinearse más hacia el centro. El paso difícil es que lo elijan los republicanos, sin embargo, “la política es dinámica” y por esas cosas que se mueven entre intereses, alianzas y coaliciones es posible que no veamos a Donald Trump ganando la nominación republicana. 

Si las cosas siguen como van, quien enfrentaría a Hillary Clinton sería Donald Trump y aunque las encuestas muestren una ventaja muy amplia de Hillary frente a Trump y los medios de comunicación muestren cada día que Trump no llegaría a la Casa Blanca, no se nos haga extraño que logre cautivar a millones de nuevos votantes que están por fuera de las encuestas y por qué no, el presidente número 45 sea el magnate neoyorquino. Como dicen por ahí ¡Amanecerá y veremos!



Entradas populares de este blog

Más Allá del Socialismo o la Democracia

Murió el hombre que despertó admiración en unos y repudio en otros, Murió Fidel Castro. Su fallecimiento fue de causas naturales a los 90 años y no asesinado o encarcelado como muchos de sus opositores lo hubieran querido.
Comenzó su proyecto llamado “La Revolución Cubana”, lo cual era para Castro una idea nacionalista y desmarcada del comunismo o el socialismo – Lo que dijo en el año 1959 demuestra lo antes mencionado: “Nuestra revolución es tan cubana como nuestras palmas. (…) esta campaña de ‘comunista’, campaña falsa, que ni nos preocupa ni nos asusta”
Muy a pesar de haberse acercado a los textos marxistas o leninistas, en sus primeros discursos nunca hizo mención alguna a estas ideologías de izquierda, pero si a la necesidad de una reforma agraria y la nacionalización de la isla.
Estados Unidos intentó bloquear la libertad económica de Cuba y fue entonces cuando, un arrinconado Fidel Castro, decide mirar hacia la Unión Soviética y convertir la revolución de nacionalista a comunista.…

Cristianos y Política

A través del tiempo ha habido polémica en torno a la incursión de los cristianos en la política. 
No siendo este un tema fácil de abordar, decidí abordarlo ya que mis dos máximas pasiones son precisamente la religión y la política. 
No siendo pocas las críticas recibidas por defender mis derechos como creyente del Evangelio de Cristo y al mismo tiempo ser politólogo, llegan esos momentos en los que el corazón late con mayores ansias por escribir algo que tienes que escribir para recobrar la tranquilidad sin importar que haya personas que piensen que lo uno (la religión) no puede ir de la mano de lo otro (la política).
Sin embargo, tendremos que hacer varias reflexiones en medio de una sociedad con un amplio desconocimiento en cuanto a las diferentes religiones y el derecho que tiene cada una de ellas de expresar sus pensamientos sin temor a ser censurados.
Lo primero sería entender que las creencias religiosas no son impedimentos para incursionar en la política. Y lo digo porque dada la f…

Colegio Electoral: ¿La Voz del Pueblo?

Han pasado dos semanas después de que el mundo conociera los resultados electorales de los Estados Unidos de América y su sistema electoral vuelve a ser objeto de polémica. 
Y no es para menos, desde su creación, los padres de la constitución, llegaron a la conclusión de que sería caótico que la mayoría de la población eligiera al presidente – También, para darle representación diferente a los estados dependiendo del número de habitantes de cada estado. 
Así las cosas, entre la fricción de unos que querían el voto popular y otros que querían que el presidente fuera elegido por los gobernadores de cada estado, se llegó a un término medio y se creó el Colegio Electoral, el cual es un sistema de elección indirecta, es decir, cuando votamos, lo hacemos por un grupo de delegados que nos representarán en el Congreso para llevar la voz del pueblo y elegir al presidente de acuerdo a la decisión popular en cada estado.
En el sistema federal presente, cada estado tiene un número de votos elect…