Ir al contenido principal

Donald Trump: El Poder del Terror

La candidatura por la presidencia de los Estados Unidos ha producido un sinnúmero de reacciones. Sin embargo, los comentarios de Donald Trump se han robado la atención de los ciudadanos con repercusiones tanto en el país norteamericano como en el resto del mundo.

Cualquiera creería que comentarios como construir una pared en la frontera con México y que dicha pared sea financiada por el país fronterizo es una idea absurda que no se puede llevar a cabo. De igual manera sus comentarios acerca del tratamiento que le daría a las tensiones del Medio Oriente o impedir a los musulmanes ingresar a los Estados Unidos y monitorear sus mezquitas, no son fáciles de aceptar para muchos, quienes lo comparan a personajes siniestros tales como Hitler.

Los comentarios de repudio en contra de sus declaraciones se cuentan por miles en las redes sociales y aún personalidades han subido la voz en nota de protesta por sus arrebatados discursos.
Lo preocupante no es lo que el candidato Trump esgrime cada vez que toma un micrófono, lo realmente preocupante es que el magnate neoyorquino puntea en las encuestas del partido republicano – Muy a pesar de ser recipiente del desprecio político aún de sus propios copartidarios republicanos.

Lo anterior nos lleva a la pregunta: ¿Por qué y a pesar de la naturaleza de su campaña, Trump cada día sube más en las encuestas?

La respuesta es muy sencilla: Por el miedo.

Efectivamente, la campaña del señor Donald Trump se ha dedicado a jugar con el miedo de los americanos. ¿De qué manera?

Cuando inició su campaña emprendió una persecución hacia los inmigrantes diciendo “los mexicanos cruzan la frontera para cometer crímenes, son sanguinarios, no le aportan nada a nuestro país”. El paso siguiente fue hacer eco a crímenes cometidos por hispanos y así despertar ese sentimiento gringo-patriótico. Lo que comenzó como una “metida de pata” fue ganando adeptos que sienten temor a que su país se llene de criminales y apoyaron sus discursos (la legalización de inmigrantes ha traído prosperidad a Estados Unidos por cuenta del pago de impuestos y de ocupar trabajos severos en los sectores agrícola y de la construcción, pero eso es tema de otro debate).

Después del 11 de septiembre de 2001, cuando el terrorismo golpeó el corazón financiero del mundo en el que murieron más de 3.000 personas, los americanos quedaron heridos, con justa razón, por tan atroces atentados por parte del terrorismo. La siguiente demostración de su deseo de hacer justicia fue un apoyo masivo al presidente Bush cuando anunció que invadiría Iraq con la excusa de que los iraquíes eran poseedores de armas nucleares, sin un estudio previo – Estados Unidos invadió Iraq, no se pudo comprobar lo de las armas de destrucción masiva, pero eso no incomodó a los americanos ya que de alguna manera eso mitigaba sus miedos, como quien dice “Saddam Hussein es mejor muerto que vivo”.

En ese sentido, cada vez que Donald Trump levanta sus cejas y habla con acento neoyorquino golpeado, recibe aplausos y gritos eufóricos de parte de sus seguidores. 

"El miedo a que lo sucedido en París y recientemente en San Bernandino, California, se repita sin tener a un líder que le ponga un freno es lo que tiene a Trump en la cima de las encuestas de la intención de voto republicano. El miedo se alimenta con lo inesperado, con lo que está por venir, pero desconocemos.

El miedo lleva a que en septiembre del año pasado sólo el 4 por ciento de los americanos pensaban que el terrorismo era el problema más importante, en octubre era el 19 por ciento y a medida que pasa el tiempo dicho porcentaje crece. 7 de cada 10 personas que votarán por un candidato republicano piensan que Trump está capacitado para responder a una amenaza y 4 de cada 10 está convencido que sabrá contener el terrorismo. 44 por ciento de los ciudadanos piensan que es muy posible que se perpetre un ataque terrorista en los próximos meses. 7 de cada 10 americanos piensan que ISIS es un peligro inminente para el territorio americano. Al igual que 7 de cada 10 piensan que el presidente demócrata, Barack Obama no ha sabido manejar el tema de ISIS, a pesar que fue el republicano George W. Bush quien invadió Iraq, dejando a 30.000 militares del ejército iraquí sin trabajo, resentidos y con acceso directo a las armas, muchos de ellos le dieron nacimiento al Estado Islámico que tanto daño le hace al mundo.

Por eso es realmente sencillo para Trump y su equipo sacar adelante una campaña diciéndole a la gente que él es la solución a sus miedos, que construirá una pared y no la pagará Estados Unidos sino México (difícil que otro país invierta millones de dólares en un muro de esas proporciones), prohibirá la entrada de musulmanes “porque son terroristas o jihadistas” – Es como cuando eres dueño de una empresa de vigilancia y llegas a un barrio a decirle a los habitantes que están bajo amenazas y la única forma de estar seguros es que ellos te compren tus productos, ponerle rejas a las casas, militarizar el barrio, impedir entrada a personas de cierta religión o aspecto y así mitigar sus miedos. Sin embargo, la experiencia ha demostrado que dichas medidas han generado mayores tensiones y odio entre los diferentes grupos poblacionales.

En términos globales, un 64 por ciento de la población estadounidense se muestran preocupados si Donald Trump llegara a ganar la presidencia de los Estados Unidos – Aunque en este momento Trump gana la mayoría del voto republicano, en todo caso es minoría en la totalidad de votantes.

Esta clase de comentarios incendiarios no son nuevos en la política – Por el contrario, muchos líderes políticos en diferentes países los toman como bandera de campaña, apostándole a despertar un patriotismo agresivo y excluyente, el mismo patriotismo que lleva a la gente a perder la tolerancia hacia los demás y a ver en un caudillo la salida a sus temores.


Por ahora Donald Trump le ha inyectado a su campaña su astucia de negociante, les vende a sus clientes lo que ellos necesitan, muchos que temen que el terror vuelva a atormentar a los Estados Unidos le están comprando el discurso de supremacía gringa atacando a quienes son inmigrantes o musulmanes, muchos como yo esperamos que este nuevo “edificio” construido sobre las bases del odio colapse por el bien de América y el mundo.


Entradas populares de este blog

¡ Porqué voté por Duque !

Lo que no hizo Iván Duque fue seguir alimentando la polarización en la que está Colombia. Para aquellos que tanto critican el lenguaje de confrontación al cual acuden muchos políticos de todas las vertientes, hoy nos encontramos ante el fenómeno Duque. Y digo fenómeno a propósito, ya que muchos seguidores de Petro utilizan este calificativo para describir a su candidato. Cierto es que nunca antes la izquierda había alcanzado tanta efervescencia y resultados en las urnas. Sin embargo, muchos no quieren ver la calidad humana, la inteligencia y sentido de unificación en Duque ya que lo primero que se les viene a la cabeza es Álvaro Uribe. El lenguaje en política es áspero, sagaz, suspicaz y en muchos momentos malintencionado. Lo vemos en redes sociales y también en plenarias, debates o deliberaciones en escenarios legislativos.Pues no ha sido el comportamiento de Iván Duque. Ha sido una persona amable, jovial, con un lenguaje fresco, decente, un lenguaje que nos ilusiona a pensar que se …

Medio Oriente: Entre el Poder y la Guerra

Nuestro futuro se puede definir de acuerdo a nuestro presente. Muchas de las cosas que sucederán tendrán sus inicios en nuestras acciones de hoy. En ese sentido, muchas situaciones de nuestro presente tienen respuesta si escudriñamos en el pasado.
"Tomemos como ejemplo el Medio Oriente – Región en donde comenzaron las primeras civilizaciones, siendo la Mesopotamia epicentro de la humanidad y donde surgieron las primeras ciudades. Las matemáticas, la agricultura, la astronomía, la arquitectura y demás artes tuvieron su génesis en el territorio que hoy llamamos Medio Oriente.
Después de la revolución industrial hubo una proliferación de las máquinas y el ser humano, especialmente en occidente, inició una carrera de avance en cuanto a lo que la tecnología se refiere. El ser humano pasó de iluminar con lámparas de aceite de ballena a usar lámparas de querosene, proveniente del petróleo; pasó de usar carbón como el combustible para los barcos a usar gasolina proveniente del petróleo, so…

Pobreza: ¿Mantenerla o Reducirla?

Es una realidad que hay que ayudar a los pobres. Independientemente de los diferentes sistemas económicos, cada país destina un porcentaje de sus ingresos para combatir la pobreza.

Unos países invierten más que otros, todo depende de sus sistemas, sus políticas internas, sus leyes y la voluntad que cada uno de estos gobiernos muestre en pos de la lucha por erradicar la pobreza.




Para este propósito, sería apropiado preguntarnos: ¿Entre más dinero invirtamos en programas de asistencialismo, menor es el índice de pobreza? ¿Más dinero en asistencialismo significa mayor reducción de pobreza?
En teoría, las respuestas a estas preguntas serian que sí, que hay que regalarle al pobre. Sin embargo, ¿regalarle las cosas básicas al pobre hace que salga de la pobreza?
La lucha entre las diferentes clases sociales ha generado esta clase de inquietudes, preguntas y cuestionamientos. Estoy de acuerdo con que hay que ayudar al pobre, todos los gobiernos deben tener como objetivo la lucha contra la pob…