Ir al contenido principal

Donald Trump: El Poder del Terror

La candidatura por la presidencia de los Estados Unidos ha producido un sinnúmero de reacciones. Sin embargo, los comentarios de Donald Trump se han robado la atención de los ciudadanos con repercusiones tanto en el país norteamericano como en el resto del mundo.

Cualquiera creería que comentarios como construir una pared en la frontera con México y que dicha pared sea financiada por el país fronterizo es una idea absurda que no se puede llevar a cabo. De igual manera sus comentarios acerca del tratamiento que le daría a las tensiones del Medio Oriente o impedir a los musulmanes ingresar a los Estados Unidos y monitorear sus mezquitas, no son fáciles de aceptar para muchos, quienes lo comparan a personajes siniestros tales como Hitler.

Los comentarios de repudio en contra de sus declaraciones se cuentan por miles en las redes sociales y aún personalidades han subido la voz en nota de protesta por sus arrebatados discursos.
Lo preocupante no es lo que el candidato Trump esgrime cada vez que toma un micrófono, lo realmente preocupante es que el magnate neoyorquino puntea en las encuestas del partido republicano – Muy a pesar de ser recipiente del desprecio político aún de sus propios copartidarios republicanos.

Lo anterior nos lleva a la pregunta: ¿Por qué y a pesar de la naturaleza de su campaña, Trump cada día sube más en las encuestas?

La respuesta es muy sencilla: Por el miedo.

Efectivamente, la campaña del señor Donald Trump se ha dedicado a jugar con el miedo de los americanos. ¿De qué manera?

Cuando inició su campaña emprendió una persecución hacia los inmigrantes diciendo “los mexicanos cruzan la frontera para cometer crímenes, son sanguinarios, no le aportan nada a nuestro país”. El paso siguiente fue hacer eco a crímenes cometidos por hispanos y así despertar ese sentimiento gringo-patriótico. Lo que comenzó como una “metida de pata” fue ganando adeptos que sienten temor a que su país se llene de criminales y apoyaron sus discursos (la legalización de inmigrantes ha traído prosperidad a Estados Unidos por cuenta del pago de impuestos y de ocupar trabajos severos en los sectores agrícola y de la construcción, pero eso es tema de otro debate).

Después del 11 de septiembre de 2001, cuando el terrorismo golpeó el corazón financiero del mundo en el que murieron más de 3.000 personas, los americanos quedaron heridos, con justa razón, por tan atroces atentados por parte del terrorismo. La siguiente demostración de su deseo de hacer justicia fue un apoyo masivo al presidente Bush cuando anunció que invadiría Iraq con la excusa de que los iraquíes eran poseedores de armas nucleares, sin un estudio previo – Estados Unidos invadió Iraq, no se pudo comprobar lo de las armas de destrucción masiva, pero eso no incomodó a los americanos ya que de alguna manera eso mitigaba sus miedos, como quien dice “Saddam Hussein es mejor muerto que vivo”.

En ese sentido, cada vez que Donald Trump levanta sus cejas y habla con acento neoyorquino golpeado, recibe aplausos y gritos eufóricos de parte de sus seguidores. 

"El miedo a que lo sucedido en París y recientemente en San Bernandino, California, se repita sin tener a un líder que le ponga un freno es lo que tiene a Trump en la cima de las encuestas de la intención de voto republicano. El miedo se alimenta con lo inesperado, con lo que está por venir, pero desconocemos.

El miedo lleva a que en septiembre del año pasado sólo el 4 por ciento de los americanos pensaban que el terrorismo era el problema más importante, en octubre era el 19 por ciento y a medida que pasa el tiempo dicho porcentaje crece. 7 de cada 10 personas que votarán por un candidato republicano piensan que Trump está capacitado para responder a una amenaza y 4 de cada 10 está convencido que sabrá contener el terrorismo. 44 por ciento de los ciudadanos piensan que es muy posible que se perpetre un ataque terrorista en los próximos meses. 7 de cada 10 americanos piensan que ISIS es un peligro inminente para el territorio americano. Al igual que 7 de cada 10 piensan que el presidente demócrata, Barack Obama no ha sabido manejar el tema de ISIS, a pesar que fue el republicano George W. Bush quien invadió Iraq, dejando a 30.000 militares del ejército iraquí sin trabajo, resentidos y con acceso directo a las armas, muchos de ellos le dieron nacimiento al Estado Islámico que tanto daño le hace al mundo.

Por eso es realmente sencillo para Trump y su equipo sacar adelante una campaña diciéndole a la gente que él es la solución a sus miedos, que construirá una pared y no la pagará Estados Unidos sino México (difícil que otro país invierta millones de dólares en un muro de esas proporciones), prohibirá la entrada de musulmanes “porque son terroristas o jihadistas” – Es como cuando eres dueño de una empresa de vigilancia y llegas a un barrio a decirle a los habitantes que están bajo amenazas y la única forma de estar seguros es que ellos te compren tus productos, ponerle rejas a las casas, militarizar el barrio, impedir entrada a personas de cierta religión o aspecto y así mitigar sus miedos. Sin embargo, la experiencia ha demostrado que dichas medidas han generado mayores tensiones y odio entre los diferentes grupos poblacionales.

En términos globales, un 64 por ciento de la población estadounidense se muestran preocupados si Donald Trump llegara a ganar la presidencia de los Estados Unidos – Aunque en este momento Trump gana la mayoría del voto republicano, en todo caso es minoría en la totalidad de votantes.

Esta clase de comentarios incendiarios no son nuevos en la política – Por el contrario, muchos líderes políticos en diferentes países los toman como bandera de campaña, apostándole a despertar un patriotismo agresivo y excluyente, el mismo patriotismo que lleva a la gente a perder la tolerancia hacia los demás y a ver en un caudillo la salida a sus temores.


Por ahora Donald Trump le ha inyectado a su campaña su astucia de negociante, les vende a sus clientes lo que ellos necesitan, muchos que temen que el terror vuelva a atormentar a los Estados Unidos le están comprando el discurso de supremacía gringa atacando a quienes son inmigrantes o musulmanes, muchos como yo esperamos que este nuevo “edificio” construido sobre las bases del odio colapse por el bien de América y el mundo.


Entradas populares de este blog

Cristianos y Política

A través del tiempo ha habido polémica en torno a la incursión de los cristianos en la política. 
No siendo este un tema fácil de abordar, decidí abordarlo ya que mis dos máximas pasiones son precisamente la religión y la política. 
No siendo pocas las críticas recibidas por defender mis derechos como creyente del Evangelio de Cristo y al mismo tiempo ser politólogo, llegan esos momentos en los que el corazón late con mayores ansias por escribir algo que tienes que escribir para recobrar la tranquilidad sin importar que haya personas que piensen que lo uno (la religión) no puede ir de la mano de lo otro (la política).
Sin embargo, tendremos que hacer varias reflexiones en medio de una sociedad con un amplio desconocimiento en cuanto a las diferentes religiones y el derecho que tiene cada una de ellas de expresar sus pensamientos sin temor a ser censurados.
Lo primero sería entender que las creencias religiosas no son impedimentos para incursionar en la política. Y lo digo porque dada la f…

Para Vencer a Hillary

El 2016 es un año decisivo para el destino del país más poderoso de la tierra. En este año conoceremos al presidente número 45 de los Estados Unidos de América.
En la contienda por la Casa Blanca nos encontramos con tres candidatos que se enfrentan por la nominación demócrata y trece por la nominación republicana.
Muy posiblemente Hillary Clinton será la ganadora por los demócratas.

Aunque Donald Trump puntea en la intención del voto republicano, todavía es aventurado decir que será quien se enfrente a Clinton.
La campaña de Trump ha sido muy efectiva en ganarse la atención de los medios de comunicación, los cuales publican cada frase que el magnate dice. Comentarios como “construiremos una pared en la frontera entre México y Estados Unidos y la pagará México, hay que prohibirles la entrada a los musulmanes al país, si Hillary no pudo complacer a su esposo mucho menos a los americanos si llega a ser presidenta” son frases que han calado en un sector que según las encuestas es poco educad…