Ir al contenido principal

Extremismo Religioso y Paz

Las guerras han tenido como característica principal el dominio de un grupo, país o grupo de países sobre otros pueblos – Las conquistas sobre otros pueblos y sus riquezas se volvieron eventos cotidianos desde el desarrollo de las primeras civilizaciones.

Las similitudes y las diferencias han sido el combustible ideal para el funcionamiento de los diferentes enfrentamientos. Es así como aquellos que se identifican con una misma raza, una misma cultura, un mismo sistema de gobierno o unas mismas creencias religiosas, han emprendido dichos enfrentamientos contra aquellos que no comparten los mismos pensamientos o inclinaciones ya mencionados.

La historia nos brinda innumerables ejemplos de las guerras y de la destrucción que ellas han traído a la humanidad. Dado que el ser humano aprende de las experiencias vividas, después de cada guerra siempre ha habido una conclusión, una enseñanza, un aprendizaje que sienta las bases para el futuro, por lo menos en teoría, ese ha sido el anhelo de las naciones después de cada enfrentamiento bélico.

Por ejemplo, después de la Primera Guerra Mundial, se creó una organización en 1919 llamada La Liga de las Naciones. Sin embargo y a pesar de la experiencia vivida en la que murieron 17 millones de personas, no pudieron evitar el inicio de la Segunda Guerra Mundial, la cual trajo una destrucción sin precedentes.

En 1945, después de la Segunda Guerra Mundial, en la que más de 60 millones de personas perdieron la vida, se creó una organización llamada: Organización de las Naciones Unidas, ONU, para dar respuesta a la necesidad de reparar la destrucción hecha en la guerra y propender por la paz mundial; comenzó con 51 países miembros y hoy en día son 193.

Sin embargo, emergieron tensiones entre dos corrientes o ideologías llamadas Capitalismo y Comunismo; las mismas que tuvieron como mayores exponentes a los Estados Unidos y a la Unión Soviética, superpotencias que dibujaron el mapa político del mundo; quienes tenían en su posesión armas nucleares y se encaminaron en una carrera armamentista que terminó desgastando a la Unión Soviética, desembocando en su disolución en 1990.

Antes de Septiembre 11 de 2001 los politólogos, economistas, internacionalistas y demás expertos tenían una forma de explicar las guerras y los conflictos entre las naciones.
Después de aquella fatídica fecha, en la que el terrorismo golpeó la paz mundial, la estabilidad económica y cultural, vuelve y sucede lo mismo – Se hace necesario que volvamos a hacer un llamado a la común unión entre los pueblos, con un ingrediente nuevo: el terrorismo y el extremismo religioso.

Las naciones ven con preocupación lo que sucede en el Medio Oriente y el terrorismo que toma la religión como excusa para ejecutar sus macabras campañas genocidas. Los miles de refugiados que emigran de sus países natales buscando libertad para profesar sus creencias sin ser perseguidos y asesinados son motivo de intranquilidad para los países democráticos.

Por esta razón, la agenda gubernamental de países desarrollados han adoptado un nuevo objetivo: la lucha por la Libertad Religiosa. Nuevos encuentros multinacionales se han desarrollado en busca de hacer respetar los diferentes credos de las personas – Después de todo, no podemos hablar de paz cuando se persiguen a las personas por sus creencias religiosas.

Hace dos semanas se llevó a cabo un encuentro en el que coincidieron cerca de 80 parlamentarios, diplomáticos y líderes religiosos provenientes de 50 países. El encuentro, que tuvo como escenario a las Naciones Unidas en Nueva York, hace parte de la respuesta al inminente peligro que representan aquellos violentos que han emprendido una campaña de intolerancia hacia aquellos que piensan diferente. El evento fue organizado por The International Panel of Parliamentarians for Freedom of Religion or Belief (IPPFoRB).

Hace una semana, líderes políticos del continente americano hicieron lo propio, en lo que se denominó la Cumbre de las Américas 2015, promovido por Political Network for Values. En dicha cumbre, se hizo un llamado a propender por la Libertad Religiosa y los valores en la política.

Es imposible sacar del espectro político a la religión, quienes lo intentan se estrellan con una barrera cultural, incrustada en el ser humano. Lo que debemos hacer es evitar que los gobiernos tengan preferencia por una religión determinada para que las minorías no sean perseguidas; aunar esfuerzos para que las creencias religiosas no sean vulneradas y que la objeción de conciencia tenga un espacio en la sociedad. 
Así como hay campañas para defender la libertad de expresión, a la religión también se le debe respetar dicha libertad de expresar sus ideas libremente sin temor a ser perseguida.

El mundo ha cambiado y seguirá cambiando, las sociedades continuarán siendo objeto de fricciones; nuevos esfuerzos multinacionales serán necesarios para mantener el equilibrio en el mundo; un nuevo reto nos espera, así como Samuel Huntington lo pronosticó en su libro Clash of Civilizations, los enfrentamientos entre las naciones se darían gracias a las diferencias culturales y religiosas de los habitantes del planeta.

La opción más vana e inadecuada es bombardear, invadir y adelantar operaciones militares sin primero hacer un estudio de las implicaciones a las que esto conlleva ─ Por ejemplo un bombardeo en el que mueren civiles, aumentando el odio y el resentimiento.

Llegó la hora de sentarnos con todas las partes, con todas las religiones, incluso con quienes no profesan ninguna. La historia nos indica que después de momentos turbulentos siempre ha habido una respuesta, una salida, una vía de escape – Es por medio del diálogo, el acercamiento y la cooperación entre las naciones que podremos llegar a un entendimiento.

Posiblemente haya muchos escépticos que piensan que las cosas no cambiarán. Sin embargo, muchos creían que el Muro de Berlín no caería y si cayó, que era imposible derrotar al poderío de Hitler y si fue posible, que Europa no se recuperaría de la destrucción que trajo la Segunda Guerra Mundial y gracias a la cooperación internacional si fue posible, convirtiéndose en un grupo de países democráticos y estables.
Muestra de lo aprendido a través de la experiencia es la acogida que Alemania ha dado a los miles de refugiados Sirios.


Sí es posible cambiar el futuro de nuestro mundo, entre todos sí es posible ─ Nuestras generaciones futuras nos lo agradecerán.

Entradas populares de este blog

¡ Porqué voté por Duque !

Lo que no hizo Iván Duque fue seguir alimentando la polarización en la que está Colombia. Para aquellos que tanto critican el lenguaje de confrontación al cual acuden muchos políticos de todas las vertientes, hoy nos encontramos ante el fenómeno Duque. Y digo fenómeno a propósito, ya que muchos seguidores de Petro utilizan este calificativo para describir a su candidato. Cierto es que nunca antes la izquierda había alcanzado tanta efervescencia y resultados en las urnas. Sin embargo, muchos no quieren ver la calidad humana, la inteligencia y sentido de unificación en Duque ya que lo primero que se les viene a la cabeza es Álvaro Uribe. El lenguaje en política es áspero, sagaz, suspicaz y en muchos momentos malintencionado. Lo vemos en redes sociales y también en plenarias, debates o deliberaciones en escenarios legislativos.Pues no ha sido el comportamiento de Iván Duque. Ha sido una persona amable, jovial, con un lenguaje fresco, decente, un lenguaje que nos ilusiona a pensar que se …

Medio Oriente: Entre el Poder y la Guerra

Nuestro futuro se puede definir de acuerdo a nuestro presente. Muchas de las cosas que sucederán tendrán sus inicios en nuestras acciones de hoy. En ese sentido, muchas situaciones de nuestro presente tienen respuesta si escudriñamos en el pasado.
"Tomemos como ejemplo el Medio Oriente – Región en donde comenzaron las primeras civilizaciones, siendo la Mesopotamia epicentro de la humanidad y donde surgieron las primeras ciudades. Las matemáticas, la agricultura, la astronomía, la arquitectura y demás artes tuvieron su génesis en el territorio que hoy llamamos Medio Oriente.
Después de la revolución industrial hubo una proliferación de las máquinas y el ser humano, especialmente en occidente, inició una carrera de avance en cuanto a lo que la tecnología se refiere. El ser humano pasó de iluminar con lámparas de aceite de ballena a usar lámparas de querosene, proveniente del petróleo; pasó de usar carbón como el combustible para los barcos a usar gasolina proveniente del petróleo, so…

Pobreza: ¿Mantenerla o Reducirla?

Es una realidad que hay que ayudar a los pobres. Independientemente de los diferentes sistemas económicos, cada país destina un porcentaje de sus ingresos para combatir la pobreza.

Unos países invierten más que otros, todo depende de sus sistemas, sus políticas internas, sus leyes y la voluntad que cada uno de estos gobiernos muestre en pos de la lucha por erradicar la pobreza.




Para este propósito, sería apropiado preguntarnos: ¿Entre más dinero invirtamos en programas de asistencialismo, menor es el índice de pobreza? ¿Más dinero en asistencialismo significa mayor reducción de pobreza?
En teoría, las respuestas a estas preguntas serian que sí, que hay que regalarle al pobre. Sin embargo, ¿regalarle las cosas básicas al pobre hace que salga de la pobreza?
La lucha entre las diferentes clases sociales ha generado esta clase de inquietudes, preguntas y cuestionamientos. Estoy de acuerdo con que hay que ayudar al pobre, todos los gobiernos deben tener como objetivo la lucha contra la pob…