Ir al contenido principal

¿Matrimonio o unión civil?

El pasado 26 de Junio el mundo entero recibió la noticia de que la corte suprema de justicia de los Estados Unidos legalizaba el matrimonio entre parejas del mismo sexo. Hecho que fue motivo de celebración para la comunidad LGTBI en el país norteamericano y en diferentes partes del mundo en los que dicha comunidad lucha por ser reconocida y respetada en la sociedad.

El mundo cada día es más diverso y las personas deciden vivir como ellas quieren y con dichos cambios vienen nuevas leyes, después de todo, quienes les damos cuerpo a las legislaturas somos nosotros los seres humanos.

Sin embargo, también existe algo que se llama religión, el concepto de la existencia de un Dios supremo que enseña un conjunto de valores para ser puesto en práctica en la sociedad. La mayoría de habitantes del planeta están afiliados a alguna religión o creencia.

Cuando los caminos se cruzan e interfieren entre quienes defienden sus posturas alejadas del aspecto religioso con aquellos que deciden defender sus creencias o devociones, lo que viene a continuación es un conflicto de intereses de parte de dichos actores.

Pero ¿Por qué querer que mis ideas sean las que prevalezcan, así eso signifique atropellar a los demás integrantes de la sociedad?

De pronto mi pregunta no logre dar claridad al tema, entonces trataré de explicarlo de la siguiente manera:

Las personas que tienen inclinación al mismo sexo hacen parte de la sociedad, están en nuestros empleos, en los planteles educativos, en los parques, en las calles, en la política, en nuestra familia y en todas las esferas de la sociedad – No son invisibles y también tienen mucho que aportar a la sociedad, son seres humanos.

También hay un discurso religioso aceptado por millones de personas que no quieren que el gobierno intervenga en el libre ejercicio de sus creencias y que ven como también sus derechos son vulnerados.
Un ejemplo de ello es lo sucedido con la alcaldesa de Houston, Texas, Annise Parker, quien impulsó una ley para exigirles a los pastores mostrar sus discursos religiosos para que sus abogados analicen si en ellos dice algo que tenga que ver con la comunidad homosexual.

Esto es un claro atropello a la libertad religiosa consagrada en la primera enmienda de la constitución de los Estados Unidos. La Biblia es el texto de donde emanan los discursos Cristianos y sus preceptos son enseñados en miles de congregaciones, los mismos que pueden ser adoptados o rechazados por sus oyentes.

De igual manera sucede con la aprobación del matrimonio entre parejas del mismo sexo, para quienes seguimos las enseñanzas provenientes de la Biblia, compartimos la idea de que la palabra matrimonio proviene de Dios y Dios lo define como la unión entre un hombre y una mujer. No obstante, lo anterior no quiere decir estar en contra de que se les otorgue un estatus legal y un reconocimiento como parejas en la sociedad que están unidas legalmente.

Algunos pensarán que eso es ser extremista, fanático o exagerado por defender la esencia innata de la palabra matrimonio y están en su derecho de hacer su juicio de valor como cada uno lo considere. Sin embargo, creo que cinco jueces de la corte suprema no tienen la jurisdicción de cambiar el significado de una institución tan sagrada como lo es el matrimonio. Lo mismo sucedió con la aprobación del aborto, se decidió la muerte de un ser humano en el vientre de una mujer entre nueve personas (integrantes de la corte suprema), eso no significa que quienes aceptamos la enseñanza proveniente de la Biblia tengamos que estar de acuerdo con dicha sentencia de la ley y estamos en nuestro derecho de seguir luchando hasta alcanzar su abolición y así defender nuestra cada vez más golpeada libertad religiosa.

Aún muchos integrantes de la comunidad LGTBI consideran que lo que quieren es la aprobación en términos legales y no tanto en términos religiosos.


Nuestra sociedad no se puede volver la competencia de quienes tienen la razón y quienes están equivocados, lo que debemos garantizar es la libre práctica de nuestras creencias o inclinaciones sin que ello represente vulnerar los derechos de los demás, bienvenida la unión civil entre parejas del mismo sexo y ojalá se continúe avanzando en el reconocimiento de esta comunidad pero muchos como yo continuaremos llamando matrimonio a lo que es un matrimonio.

Entradas populares de este blog

Cristianos y Política

A través del tiempo ha habido polémica en torno a la incursión de los cristianos en la política. 
No siendo este un tema fácil de abordar, decidí abordarlo ya que mis dos máximas pasiones son precisamente la religión y la política. 
No siendo pocas las críticas recibidas por defender mis derechos como creyente del Evangelio de Cristo y al mismo tiempo ser politólogo, llegan esos momentos en los que el corazón late con mayores ansias por escribir algo que tienes que escribir para recobrar la tranquilidad sin importar que haya personas que piensen que lo uno (la religión) no puede ir de la mano de lo otro (la política).
Sin embargo, tendremos que hacer varias reflexiones en medio de una sociedad con un amplio desconocimiento en cuanto a las diferentes religiones y el derecho que tiene cada una de ellas de expresar sus pensamientos sin temor a ser censurados.
Lo primero sería entender que las creencias religiosas no son impedimentos para incursionar en la política. Y lo digo porque dada la f…

Armas: Entre el Negocio y la Vida

El ser humano siempre ha usado armas, desde el surgimiento de las primeras civilizaciones en la Mesopotamia, donde las piedras y los palos afilados servían para defenderse o atacar, hasta nuestro presente, en el que tenemos armas de destrucción masiva.
Nos hemos enfrentado desde el principio, nos hemos asesinado, lacerado, disparado, bombardeado. Ha sido el método para conquistar pueblos, extender imperios, imponer sincretismo sobre otras naciones, someter o colonizar. El tiempo ha pasado, los soldados usaron espadas y arcos, siguiendo con los cañones, hasta llegar a los fusiles, ametralladoras o rifles de asalto – Aumentando el número de muertos en las guerras ya que el poder destructor de las armas se ha elevado, tanto, que basta presionar un botón para enviar un misil nuclear y acabar con ciudades enteras.
Por supuesto que las armas se convirtieron en un negocio, alguien las tenía que producir y, ya que el ser humano se autodestruye, siempre habrá conflictos, guerras, diferencias que…

Más Allá del Socialismo o la Democracia

Murió el hombre que despertó admiración en unos y repudio en otros, Murió Fidel Castro. Su fallecimiento fue de causas naturales a los 90 años y no asesinado o encarcelado como muchos de sus opositores lo hubieran querido.
Comenzó su proyecto llamado “La Revolución Cubana”, lo cual era para Castro una idea nacionalista y desmarcada del comunismo o el socialismo – Lo que dijo en el año 1959 demuestra lo antes mencionado: “Nuestra revolución es tan cubana como nuestras palmas. (…) esta campaña de ‘comunista’, campaña falsa, que ni nos preocupa ni nos asusta”
Muy a pesar de haberse acercado a los textos marxistas o leninistas, en sus primeros discursos nunca hizo mención alguna a estas ideologías de izquierda, pero si a la necesidad de una reforma agraria y la nacionalización de la isla.
Estados Unidos intentó bloquear la libertad económica de Cuba y fue entonces cuando, un arrinconado Fidel Castro, decide mirar hacia la Unión Soviética y convertir la revolución de nacionalista a comunista.…